Saltar al contenido

20 valores de un emprendedor exitoso

valores de un emprendedor

Los valores de un emprendedor exitoso se confunden con la pasión y las ganas que tiene un emprendedor en crear su negocio. Nada más lejos de la realidad, un emprendedor puede tener muchas ganas para crear una empresa, pero necesita aptitudes, características, habilidades y valores para ser un emprendedor exitoso.

El motivo es simple, el viaje hacia el emprendimiento es una montaña rusa de emociones, estrés y sacrificios. Muchos de los que se adentran en el mundo de la empresa se agotan rápidamente porque se requiere algo más que pasión y determinación para tener éxito.

20 Valores de un emprendedor exitoso

Sabemos que existen muchos tipos de emprendedores y cada uno posee unos valores distintos, pero vamos a exponer 20 valores que todo emprendedor debería tener. Ahora sí pasemos a ver los 20 valores de un emprendedor para llegar al éxito:

Confianza y autoestima

Los valores de un emprendedor parten de esta base, tener confianza y autoestima tanto por quien es, como por lo que hace, la confianza en sí mismo es vital para que cualquier emprendimiento pueda surgir. Esto se vuelve imprescindible para poder gestionar con éxito a los empleados, manejar a los clientes e inversores y establecer relaciones sólidas.

Los empresarios tienen que tener un alto nivel de autoestima y confianza en sí mismos porque la mayoría de los propietarios de empresas están a cargo de sus propios destinos. Ser empresario significa estar a cargo de su futuro, manejando todas sus decisiones financieras y empresariales. También significa aprender a lidiar con tus propios errores y fracasos. La autoestima y la confianza son también rasgos que permiten a los empresarios seguir luchando por sus objetivos a pesar de los obstáculos que encuentran en el camino.

Resiliencia

Si el emprendedor no tiene el valor de la resiliencia, no va a conseguir nada en su camino. Ser resiliente es un valor importante para los emprendedores, ya que construir su propio negocio va a implicar muchas situaciones de estrés. Va a tener que ser capaz de recuperarse de los fracasos, las decepciones y otras dificultades con el objetivo de mejorar y crecer a partir de estas situaciones.

Si quiere tener éxito en los negocios, tiene que ser difícil de derrumbar. Tiene que aprender de sus errores y fracasos y utilizarlos para mejorar. Hay que superar los errores rápidamente y ser capaz de seguir avanzando. También tiene que ser capaz de recuperarse de las decepciones y desilusiones cuando los clientes no quieren comprar los productos o los inversores no quieren invertir en la empresa. La resiliencia es un valor imprescindible para los empresarios.

Adaptabilidad

Como propietario de un negocio, va a tener que ser capaz de adaptarse a un flujo constante de cambios. Va a tener que aprender a lidiar con los cambios en la competencia, los cambios en la economía y los suministros, los cambios en la tecnología y los cambios en la normativa gubernamental. Un empresario eficaz tiene la capacidad de mantenerse ágil en estas condiciones cambiantes.

Esto significa ser capaz de pivotar en la dirección correcta y aprovechar las nuevas oportunidades que se presentan. Hay que ser capaz de cambiar de rumbo rápidamente cuando las cosas no salen como uno había planeado. También tiene que ser capaz de cambiar de dirección cuando la empresa no va en una dirección rentable o cuando no está alineada con sus objetivos.

Tolerante a la frustración

La frustración es el día a día de un emprendedor, sobre todo al inicio de cualquier empresa. Bien sea por el mercado, los clientes o los empleados, siempre hay algo que va a proporcionar frustración. La única manera de continuar es aprender a aceptar esta frustración y no dejar que pueda con el emprendedor. Aprender a separarse de la frustración y aprender a no dejar que le afecte para poder seguir tomando decisiones inteligentes y avanzar.

Por ello para los emprendedores uno de los valores clave es la tolerancia a la frustración ya que aprender a desprenderte de la frustración y no dejar que afecte a tu confianza o a tu capacidad para tomar buenas decisiones. Aunque la frustración es a menudo necesaria, debes asegurarte de que no se convierta en algo constante y debilitante.

Agradecimiento

Un emprendedor sabe que no está solo, sabe que debe trabajar pero que no todo está en su mano, hay cosas que no puede controlar, por lo cual estar agradecido por todas las cosas que le llegan es uno de los valores más importantes para los emprendedores. Es importante estar agradecido por los clientes, los empleados, los inversores, los proveedores y cualquier otra persona que pueda ayudar al éxito de tu empresa.

Pero lo más importante es estar agradecido por la oportunidad de crear su propio negocio y perseguir sus sueños. Si no tiene gratitud, es poco probable no tenga éxito en los negocios. La gratitud crea una actitud y una mentalidad positivas que te ayudarán a ser más resistente frente a la frustración, a ser más tolerante con los errores y a agradecer las oportunidades que se te presenten.

Humildad

Ser humilde en el éxito es un valor imprescindible para los emprendedores. Existe una delgada línea entre estar orgulloso de los logros y ser arrogante o jactarse del éxito. Los empresarios de éxito saben cómo estar orgullosos de sus logros sin dejar que el orgullo y la arrogancia se interpongan en el camino del éxito continuado. El orgullo es importante porque le ayuda a seguir luchando por sus objetivos. Sin embargo, es importante mantener la humildad en el éxito porque le ayuda a mantener la cabeza fría ante los contratiempos y los fracasos. Es clave para aceptar mejor los comentarios de clientes y empleados.

Responsable de sus errores y fracasos

El emprendedor es responsable de contratar a los empleados adecuados, de crear los productos o servicios correctos, de gestionar sus finanzas y de realizar las inversiones adecuadas. Nadie más debe hacerse responsables. No pueden culpar a otra persona, no pueden culpar a la mala suerte y no pueden culpar a sus empleados, crisis económicas, pandemias etc. Los empresarios tienen que ser lo suficientemente conscientes de sí mismos como para entender sus propios errores y fracasos y ser capaces de aprender de ellos para no volver a cometer los mismos errores.

Paciencia

Este valor es crítico para cualquier emprendedor cuando inicia su propio negocio, va a pasar mucho tiempo antes de que sus esfuerzos se vean recompensados. Lo más probable es que tengas que invertir mucho dinero en su negocio antes de que empiece a generar ingresos. Además puede que tenga que contratar empleados y formarlos antes de que sean capaces de producir los resultados necesarios. Tiene que estar dispuesto a esperar los resultados antes de poder recompensarse. Tiene que ser paciente con las decisiones que no salen como había planeado.

Constante

La constancia y la paciencia son valores para un emprendedor que van agarradas de la mano. Es importante tener un objetivo en mente y trabajar constantemente para conseguirlo. Los emprendedores de éxito piensan constantemente en cómo puede crecer su negocio, los productos o servicios que pueden ofrecer y los clientes a los que pueden servir.

Buscan constantemente formas de mejorar sus negocios y encontrar maneras de resolver los problemas que pueden impedir que sus empresas tengan éxito.

Disciplinado

A pesar de todos los aspectos positivos del emprendimiento, hay muchos negativos que lo acompañan, aquí el valor de la disciplina se hace presente. Hay muchas horas, estrés constante y la necesidad de hacer sacrificios para hacer realidad sus sueños. Si entre los valores de un emprendedor no está la disciplina, tenderá al fracaso.

Para tener éxito, es importante ser lo suficientemente disciplinado para hacer lo que hay que hacer. Hay que ser lo suficientemente disciplinado para manejar la presión constante, para mantener las emociones bajo control y para mantener el impulso hacia el éxito en el camino constante necesario para el éxito. Y por último, hay que ser lo suficientemente disciplinado para hacer sacrificios en la vida personal y social.

Valores de un emprendedor

Honrado

Ser empresario significa aceptar una menor compensación económica a cambio de un mayor control sobre su trabajo y la libertad de tomar decisiones. Ganarse la vida como empresario puede ser difícil y puede llevar meses, o incluso años, obtener beneficios. Durante ese tiempo, es posible que no disponga de una sólida red de seguridad financiera. Aquí es cuando aparece entre los valores de un emprendedor la honradez, cuando no vende, no consigue clientes, etc. Cuando los tiempos se ponen difíciles, caer en el marketing o publicidad engañosa, rebajar la calidad de los artículos etc. aparece por la mente del empresario.

Valientes ante la adversidad

En el camino hacia el éxito, habrá muchos obstáculos que le desafíen, intenten encajonarlo y le hagan retroceder. Pueden consistir en contratiempos financieros, en encontrar el personal adecuado para su empresa o en que la competencia amenace con superar su negocio. Hace falta valor para mantener el rumbo cuando todo lo que le rodea parece desmoronarse.

Los empresarios de éxito tienen la capacidad de mantener la cabeza alta ante la adversidad, sabiendo que, con el tiempo, las cosas se solucionarán. No huyen de sus problemas, sino que los afrontan de frente y tratan de encontrar soluciones. Los empresarios que tienen este valor saben que todo lo malo que les ha ocurrido les ha proporcionado experiencias, conocimientos y sabiduría que les han ayudado a ser más fuertes y a tener más éxito.

Respetuoso

Como se mencionó entre los otros valores de un emprendedor, ser respetuoso significa no sólo serlo con sus empleados, superiores y clientes, sino también con los clientes de su negocio y el público en general. Los empresarios de éxito comprenden la importancia de mantener una imagen positiva y respetuosa en su comunidad. Cuidan el tipo de lenguaje que utilizan y cómo se presentan, incluso cuando están frustrados o bajo presión. Saben que tener una imagen respetuosa es importante a la hora de tratar con posibles inversores, organismos públicos y otras personas que pueden ser útiles para su negocio.

Integridad

Los empresarios deben tener un compromiso inquebrantable con sus clientes, empleados y comunidades, así como la capacidad de hacer lo correcto incluso en situaciones difíciles. Los empresarios de éxito saben que hacer lo correcto puede costarles dinero, tiempo e incluso su propia satisfacción personal en ocasiones. Sin embargo, tienen un compromiso inquebrantable de hacer lo correcto, incluso cuando nadie les observa. Los empresarios íntegros saben que las recompensas a largo plazo de hacer lo correcto superan los beneficios a corto plazo de tomar un atajo. Saben que, al final, los atajos les pasarán factura y su negocio sufrirá por culpa de las malas decisiones.

Capacidad de superación

Entre todos los valores de un emprendedor, tener capacidad de superación hace que realmente se convierta en exitoso. Los emprendedores a menudo experimentan estrés y presión, y pueden cometer errores que les hacen sentir vergüenza y desconcierto. Sin embargo, los empresarios de éxito son capaces de ver sus defectos y errores y utilizar la experiencia para ser mejores en lo que hacen. Un nuevo empresario puede estar orgulloso del producto o servicio que ofrece, pero si no lo da a conocer al público, es posible que nunca se utilice ni se compre.

Por ello no solamente debe ser capaz de hacer una Un empresario de éxito puede estar orgulloso del producto, pero también es consciente de que debe dar a conocer su producto al público para que tenga éxito. En el proceso, puede cometer algunos errores, pero es capaz de ver esos errores y encontrar una manera de superarlos y ser aún mejor con cada nueva experiencia.

Dispuesto a servir a los demás

Los valores para un emprendedor se basan en servir a los demás, todos los empresarios de éxito no sólo piensan en su propio éxito, sino que están dispuestos a ayudar a los demás y si lo consiguen saben que esto les llevará al éxito. Por ejemplo cuando un empresario encuentra una necesidad de ser capaz de cubrirla, esto hace que los usuarios necesiten de sus servicios para facilitarles la vida o resolverles el problema.

Voluntad de hierro

Los empresarios de éxito son capaces de mantener el rumbo cuando todo el mundo parece decirles que van en la dirección equivocada. Tienen una visión de futuro y son capaces de mantenerse centrados en ese objetivo cuando todos los demás dicen que no se puede hacer. Los emprendedores que tienen una voluntad de hierro son capaces de mantenerse centrados incluso cuando el camino es difícil y no saben qué les depara el futuro.

Habrá personas que digan que no puede hacerlo y que no va a funcionar, pero tiene que ignorarlas y mantenerte centrado en tus objetivos. Muchos empresarios inician sus negocios porque tienen una visión de un producto o servicio que aún no está disponible en el mercado.

Optimista

Los emprendedores de éxito no sólo tienen un sueño; tienen una visión de futuro y pueden ver cómo esa visión se hace realidad. Los empresarios que tienen este valor son capaces de mantener la cabeza alta, incluso cuando las cosas son difíciles. Saben que, con el tiempo, todo saldrá bien. Es fácil dejarse atrapar por los retos diarios de dirigir un negocio y asegurarse de que todo va bien. Los empresarios optimistas son capaces de ver el panorama general y reconocer el valor del trabajo que están haciendo. Saben que su trabajo de hoy es lo que hará realidad sus sueños futuros.

Altruista

Los empresarios de éxito no sólo se centran en hacer crecer su negocio y ganar dinero; quieren hacer algo que beneficie a la sociedad en su conjunto. Quieren tener un impacto positivo en el mundo y quieren dejar un legado de cambio positivo. Los emprendedores que tienen este valor utilizan sus éxitos para marcar la diferencia en sus comunidades y en el mundo que les rodea.

Pueden donar tiempo o dinero a causas y organizaciones dignas que marcan la diferencia en el mundo que les rodea. Los empresarios que tienen este valor reconocen que su éxito proviene de los esfuerzos y el trabajo duro de otros. Están dispuestos a retribuir a sus comunidades y ayudar a otros a alcanzar sus propios objetivos.

Autónomos

Por último y no el menos necesario de los valores de un emprendedor, tenemos el valor de la independencia o autonomía. No trabajan para otro; trabajan para sí mismos. Pueden tomar sus propias decisiones, establecer sus propios horarios y determinar su propio progreso. Son dueños de su propio destino y capitanes de sus propios barcos.

Un empresario de éxito encontrará el éxito en cualquier camino que tome porque tiene el control y sabe que es responsable de su propio éxito. Ser empresario no es fácil, pero puede ser extremadamente gratificante. Cuando uno tiene el control de su propia vida y sabe que es responsable de su éxito, tiene una gran sensación de logro. Sabes que has trabajado duro y que te has ganado cada parte de tu éxito.

Hemos terminado el artículo de los 20 valores de un emprendedor exitoso, espero te hayan servido de inspiración y haya resuelto tus dudas.

Settings