Saltar al contenido

Tipos de clientes y como tratarlos

tipos-de-clientes

Todos sabemos que existen varios tipos de clientes y como tratarlos es fundamental para el buen funcionamiento de una empresa. En este artículo presentamos los clientes principales que todas las empresas suelen tener

Sin lugar a duda sabemos que los clientes son los que dan vida a nuestras empresas, sin ellos las empresas estarían cerradas. Por este motivo debemos saber como son los clientes, que tipos de clientes existen y lo mas importante como tratarlos.

Tipos de clientes lentos

El cliente lento no es uno de los problemáticos pero sí su lentitud nos lleva a perder mucho tiempo, una característica de este tipo de cliente es que por mucho que le expliquemos lo mismo una y otra vez acabará pidiendo que lo hagamos nosotros por el.

Este tipo de cliente lo quiere todo hecho, si puede darle a un botón en vez de a dos mejor.

¿Cómo tratar un tipo de cliente lento?

Debemos tratarlo como si le explicáramos a un niño, lo mas fácil y simple posible, debemos ofrecerle una o dos alternativas como mucho, cuantas mas le ofrezcamos mas se va estancar. Debe tener claro que la alternativa que le estamos dando es la mas simple y fácil de realizar. Lo mejor de este cliente es que si se va contento y con las cosas claras no cambiará de empresa.

Tipos de clientes negociadores

El cliente negociador es el mas exigente, siempre va a querer negociar algo bien sea el servicio, el precio, un descuento, algún regalo etc. aunque sea un chicle. Este cliente necesita saber que gracias a su negociación a obtenido algo que de no haberla realizado no lo tendría.

¿Cómo tratar un cliente negociador?

Es primordial que este tipo de consumidor entienda que no somos negociadores y que nos regimos por normas y procedimientos, pero debe tener opciones donde pueda escoger. Este cliente le preocupa mas obtener algo que los demás no puedan obtener, así que en su insistencia de conseguir algo no debemos ceder a no ser que tenga razón y en ese caso ofrecerle posibles soluciones “extraordinarias” siempre y cuando la empresa lo autorice.

Si no hay manera e insiste en obtener su petición lo mejor es derivarlos a un encargado y que este lidie con el, en caso de la negativa del encargado seguramente cederá y se irá sin mas.

Tipos de clientes impacientes

Detectaremos este tipo de cliente de una manera sencilla, siempre está haciendo algo, dando señales de que quiere ser atendido, mirará su reloj, buscará con la mirada a algún dependiente, se suele poner a un lateral de la fila para darse notar, suele mover los pies o respirar profundo.

Este tipo de cliente suele ser el mas complejo de tratar ya que de por sí considera que siempre está muy ocupado y ve que está perdiendo el tiempo. Este cliente genera malestar tanto en la persona que lo va a atender como en las demás que están a su alrededor.

¿Cómo tratar al cliente impaciente?

Para tratar a este tipo de cliente, debemos concentrarnos en mantener una postura firme y cordial en todo momento, debemos recordar que ese cliente está ahí por una necesidad, así que por muy apurado que se muestre no podemos ceder ante su impaciencia.

Es de vital importancia realizar el proceso estipulado por la empresa en la atención al cliente, sin saltarnos pasos ni apurarnos ya que puede salirnos mal y aun ese cliente cogerá mas fuerza y la cosa puede acabar mal.

Una buena manera de tratar de calmar al cliente y llevarlo por el camino que queremos es la estrategia de preguntas y respuestas.

Tipos de clientes lamentables

Este tipo de cliente utiliza cualquier excusa para contarte su vida “llena de desgracias”, que por supuesto exagera para dar lástima e intentar mediante lamentaciones conseguir su propósito, por ello no debemos caer en su trampa.

Es fácil identificar a este tipo de cliente ya su característica principal es la de contar desgracias, vamos que parece que va a una terapia de psicología mas que a una empresa, algunas frases típicas suelen ser, “todo me pasa a mi”, “yo se que usted me entiende”, etc.

¿Cómo tratar al cliente lamentable?

Para tratar con este cliente, lo primero de todo hay que darle a entender al cliente que se sigue un protocolo, unos procedimientos y que no pueden salirse de ellos, vamos que no es cosa nuestra decidir si se hace o no una cosa, sino que hay unos procesos para realizar esas decisiones.

Lo mejor para poder llevar a este cliente es darle ciertas opciones que el pueda elegir, hay que intentar que sea él, el que decida si hay opciones posibles, nunca decidir por el.

Tipos de clientes amigueros

La característica de este cliente es que te habla y toma la confianza como si fuera un amigo, eso en seguida lo notarás, otra característica de este cliente es que cualquier pregunta se convierte casi en una conversación que deriva en otra distinta.

Al tomar tantas confianzas es posible que intente saltarse otros clientes que estén delante de él o que sobre pase los límites del cliente y entre en nuestra área de trabajo.

¿Cómo tratar el cliente amiguero?

Este cliente es difícil de lidiar ya que se ve tan agradable y cercano que uno se siente mal al ponerle su parado. Para tratar a este cliente debemos ser claros, si le realizamos una pregunta en el momento que veamos que se sale del tema hay que frenarlo y encauzar otra vez a la respuesta, en caso de que ya tengamos la respuesta y siga hablando de otra cosa debemos realizar otra pregunta antes de que se nos vuelva a ir por otro lado.

También debemos dejar claro que no podemos estar todo el día con él indicándole que debemos presentar una facturación, informe, o tenemos una reunión urgente con el jefe.

Tipos de clientes perdidos

En ocasiones al hablar con un cliente vemos como realiza una cara extraña, como si le hablásemos en chino. Para tratar con este cliente lo mejor es que en el momento que vemos que está perdido tomar algo para anotar, bien que anote él o se lo anotamos nosotros.

Si es algo complejo podríamos hacerlo paso a paso para que lo entienda o si la explicación es larga podemos parar de vez en cuando y preguntar si lo ha entendido todo hasta aquí.

Tipos de clientes enfadados

Un cliente enfadado puede amargarte el día sino sabes como tratarlo, está claro que no hace falta describir sus características ya que se notan a primera vista, lo malo de este tipo de cliente es que cree que tiene el derecho a desahogarse con los empleados.

¿Cómo tratar un tipo de cliente enfadado?

Para tratar a este cliente debemos mantener la calma por difícil que sea e intentar sonreír de manera continua, el cliente enfadado intentará por todos los medios que nosotros también nos enfademos y si lo consigue lo habremos perdido. Si es un problema habitual y le indicamos que el mismo puede solucionarlo puede calmarse.

Para que libere un poco de energía podemos intentar que hable realizándole preguntas y darle la oportunidad de que se explaye. Pero sabemos que no siempre funcionan este tipo de tácticas por tanto si vemos que la situación se nos va de las manos debemos derivarlo a un superior.

Tipos de clientes expertos

Debemos ir con cuidado y saber bien como tratar a estos tipos de clientes, la característica mas habitual de este cliente es que cree tener respuesta para toda pregunta que le hagamos. Muchas veces estos clientes quieren quedar por encima del empleado haciendo alarde de su conocimiento en el tema.

Como dijimos hay que llevar cuidado ya que si consigue saber mas que nosotros en el tema que nos compete querrá dar un paso mas y hablar con algún jefe para indicar nuestra incompetencia.

¿Cómo tratar a un experto?

Aquí tenemos un par de estrategias que pueden funcionar, la número uno es saber todo sobre nuestro producto, empresa, servicio etc. que no pueda sorprendernos en ninguna pregunta. Si somos nuevos y no llevamos mucho tiempo otra táctica es alagar los conocimientos de este cliente, preguntarle de donde viene tanta información e intentar llevarlo a nuestro terreno.

Eso sí, siempre debemos dejar que hable primero, para detectar donde puede estar el problema.

Conclusión

Sabemos que tratar con clientes a veces no es fácil y sobre todo dependiendo del día puede ser aun mas complicado. Tener paciencia, seguir los protocolos y ser lo mas cordial posible son los tres puntos clave para lidiar con todo tipo de clientes, si estás pensando en emprender te aseguro que todos y cada uno de los clientes aquí descritos llegarán a tu empresa.

Hemos llegado al final del artículo de tipos de clientes y como tratarlos, espero resolviera todas tus dudas al respecto.

Settings